Tratamiento natural de la Fibromiálgia

«La FM es una enfermedad debilitante, asociada con dolor muscular y articular, depresión, confusión mental y fatiga crónica» (Dr. W. Shaw, 47). Por «fibromiálgia» se entiende «dolor de las fibras musculares». En realidad le duele todo el cuerpo y no sólo las fibras musculares.


Le duelen los tejidos blandos, o tejido conectivo, y sobre todo aquellas zonas con un mayor grado de estancamiento e intoxicación linfáticas. Es el resultado de sumar varias causas. La FM suelen padecerla más las mujeres que los hombres. A mi juicio la fibromiálgia es el resultado de los nuevos hábitos y circunstancias que se exponen a continuación.

Las causas y factores relacionados con la fibromiálgia son los siguientes:


1) La Medicina Oficial manifiesta que desconoce las causas y también los tratamientos. Por este motivo sólo receta antiinflamatorios y analgésicos. Pero esto no cura al enfermo, más bien todo lo contrario, lo enferma aún más.

2) Algunos médicos e investigadores han llegado a la conclusión que “el crecimiento explosivo en el uso de antibióticos es un factor de importancia en el aumento del autismo y de otros trastornos en el adulto como es la fibromialgia.” (Dr. Shaw, pág. 4) El uso generalizado de antibióticos en niños menores de dos años por infecciones de oídos, garganta, riñones, etc. resulta demoledor para el sistema inmunitario de los pequeños. De esta forma se le quita la oportunidad de reaccionar, producir defensas adecuadas y dejar memoria para el futuro.

3) La alimentación “moderna” se compone de mucha carne, embutidos, dulces, harinas refinadas, lácteos, quesos, grasas animales, bebidas artificiales edulcoradas, alcohol, vinagre, café, té, etc. Todos ellos producen un pH corporal ácido: ácido úrico, láctico, etc. Son sustancias que el cuerpo no consigue eliminar con facilidad y se van acumulando. Esta acumulación es la causa de los intensos dolores en todo el cuerpo. En la mayoría de casos la persona es claramente adicta (consumo continuo y copioso) de algún alimento muy acidificante y obstructivo (café, quesos, lácteos en general, carnes, dulces, chocolate, fritos). El pH tisular ácido es una de las principales causas del agudo dolor generalizado.

4) Falta de ejercicio físico. El tener que trabajar siempre sentado o de pie todo el día, deficiente actividad muscular, sobretodo falta de flexión y extensión de las piernas y brazos, que son la bomba de la circulación venosa y linfática. El sobrepeso, las disminuciones físicas, la fatiga crónica, la invalidez, el autocompadecimiento son otros factores que no impulsan al ejercicio. Recordar: No tenemos otro corazón que impulse el retorno venoso y linfático contra la gravedad.

5) Prendas interiores y de vestir demasiado ceñidas, especialmente las braguitas que literalmente se clavan en cintura e ingles, dificultando aun más el retorno sanguíneo y linfático, que debe superar la ley de la gravedad. Muy elocuente es el caso de aquellas mujeres que parecen estar formadas por dos mitades diferentes. El cuerpo superior es normal o esbelto, mientras el cuerpo inferior es desproporcionado, estancado, fofo, obeso, edematoso y dolorido.

6) Estancamiento sanguíneo y linfático. Esto es el resultado de todo lo anterior y es claramente comparable a una ciudad con los Servicios de Recogida de Residuos Urbanos en huelga. Si la huelga se prolonga, la ciudad se transforma en un foco pestilencial repugnante e infeccioso. No olvidar que el cuerpo no deja de producir residuos, igual que los habitantes de una ciudad. Así se acumulan las toxinas del propio cuerpo, y las que se ingieren, tocan y respiran.

7) Bloqueo e intoxicación por medicamentos, aditivos y conservantes: ciertos medicamentos químicos como los calmantes (cortisona), los antiinflamatorios, los anticonceptivos, etc. tienden a bloquear los esfuerzos de eliminación del propio cuerpo. Es bien sabido que los que toman cortisona adquieren un aspecto fofo e hinchado, debido a la retención.

8) Uso y abuso de estimulantes: café, té, coca-cola, tabaco, drogas, alcohol, bebidas artificiales edulcoradas, etc. Estos productos son ampliamente consumidos por su codiciado efecto estimulante, sin embargo dicha energía no la aportan ellos, sino que van derrochando y agotando las reservas del individuo. Esto explica por qué los consumidores de café se ven abocados a consumirlo cada vez más, en vez de cada vez menos. El consumo de estimulantes conduce directamente a la enervación y produce dependencia.

Los estimulantes actúan sobre las glándulas, especialmente las suprarrenales. Estas al principio reaccionan con poca cantidad, y producen más adrenalina y otras hormonas que dan más vitalidad a la persona. Pero producir hormonas a un ritmo forzado por los estimulantes, agota estas glándulas. La persona siente que un café ya no es suficiente, y aumenta las tomas. Cuanto más estimulantes se consumen, tanto más agotamiento se produce. Este es el camino de la Fatiga Crónica, Agotamiento adrenal y Estrés

9) Contaminación por metales y sustancias tóxicas: el mercurio y níquel de las amalgamas y ortodoncias; mercurio, aluminio, cobre como eficaces conservantes de las vacunas, etc. Esto explica que niños de tierna edad estén ya intoxicados con metales por las vacunas, y queda mermada su salud. También hay que añadir la exposición, inhalación y contacto de sustancias tóxicas en el ambiente laboral y doméstico, los disolventes, (benceno, tricloroetileno, xileno, tolueno) los insecticidas, los pesticidas, las fumigaciones de edificios públicos, las pinturas, pegamentos, los abonos químicos, etc. Estos metales y productos químicos tóxicos son destructores del sistema nervioso. Su presencia y acumulación produce diversas enfermedades degenerativas.

10) Parásitos:  Unos tejidos saturados de toxinas, un sistema linfático estrangulado y desbordado, el uso generalizado de antibióticos, y la intoxicación por metales debilitan el sistema inmunitario, son inmunodepresivos, y esto abre las puertas a diversas clases de parásitos, hongos, bacterias y virus que vienen a ser la pesadilla del enfermo, afectando peligrosamente sus facultades (candidiasis, autismo).

11) El estreñimiento: La alimentación artificial producida por la industria, la insuficiente ingestión de productos frescos con fibra, las harinas refinadas, los dulces, y el bajo consumo de agua natural, el estrés, etc. contribuyen a esta plaga que tiene una repercusión directa sobre esta enfermedad reumática. Es fundamental restaurar la higiene corporal con evacuaciones intestinales diarias.

12) Depresión y traumas psíquicos: Los problemas psíquicos son al mismo tiempo causa y efecto de este estado humoral. El desánimo y la tristeza influyen directamente sobre el sistema nervioso, la circulación linfática y sanguínea, los diversos órganos y glándulas, cortando la secreción de la bilis, de los jugos gástricos, etc.; repercuten sobre la respiración que es corta y superficial, etc. Al mismo tiempo, un sistema nervioso agredido por los metales claramente neurotóxicos, y por las secreciones de los diversos parásitos, deriva en depresión, falta de voluntad, de energía, y de alegría de vivir. La lobreguez de sus pensamientos y sentimientos es el reflejo seguro de la intoxicación que padecen.

Los enfermos de FM en la mayoría de casos suelen ser pacientes en tratamiento neurológico y psiquiátrico. Está más que demostrado que los tóxicos acumulados en su cuerpo afectan las facultades mentales y psíquicas. La prueba está en que al desintoxicarlos, se vuelven más alegres, son más dinámicos, más creativos y emprendedores.

Al disminuir su eficiencia, por su pérdida de voluntad y de energía para hacer frente a sus responsabilidades laborales, domésticas, maternales/paternales y matrimoniales entran una vorágine de incomprensión, soledad interior, apatía y abatimiento, que los va succionando hacia la ruina.

13) Carencia de ciertos minerales y nutrientes. Otro desequilibrio resultante de este cuadro es el estado carencial, la falta de ciertos neurotransmisores, minerales, aminoácidos y vitaminas. La alimentación moderna, “procesada” por la industria, pierde buena parte de sus nutrientes, minerales y vitaminas, y produce estados carenciales (pan blanco, arroz blanco, cultivos acelerados, etc). Estas personas tienen falta de minerales (alcalinos), sobre todo calcio natural, magnesio oligoelementos, neurotransmisores: litio, serotonina, tirosina, triptófano, melatonina, etc.

Tratamiento natural de la Fibromiálgia:


1) Partiendo de este diagnóstico de: dolor generalizado, equivalente de intoxicación, depresión, sobrepeso, edemas, varices, cansancio, insomnio, humor fluctuante, adicción, desorden alimentario y de horarios, habrá que establecer primero un orden natural y saludable:

Cortar radicalmente todos los productos lácteos (yogures, nata, leche animal, kéfir, quesos frescos y sobre todo los curados); en los casos de dolor muy fuerte prescindir inclusive de la leche de soja por algunas semanas. Flanes, natillas, helados. Eliminar el café solo y con leche, todas las proteínas y grasas animales, chocolate, dulces, etc. Adoptar una alimentación alcalina a base de frutas y verduras, semillas, etc.

2) Corregir el desorden de horarios que con frecuencia acompaña estos casos. El estar picoteando a todas horas, el beber cualquier liquido a todas horas son motivo de diversos problemas digestivos y de retenciones. Es irrenunciable establecer una pauta de tres comidas diarias, con un mínimo de 5 horas de tiempo entre sí.

3) Adquirir el hábito de ir a dormir entre las 22 y 23 horas. Acostarse más tarde de esta franja horaria hace que la persona se desvele facilmente y el sueño no resulta reparador. Aunque se duerman más horas fuera de las horas indicadas para dormir, la persona no se recupera igual. La reparación del cuerpo y de las energías se produce en el sueño profundo.

4) Activar la depuración de los tejidos por el hígado, los riñones, los intestinos, los pulmones y la piel. Eliminar metales, párasitos, ácido úrico, ácido láctico etc. mediante plantas medicinales, drenaje linfático manual, ejercicio físico. El drenaje linfático manual combinado con las plantas y la alimentación sana es el verdadero benefactor de estos enfermos.

Es una terapia manual muy suave, siempre indolora, muy importante para estos cuerpos dolorosos, activa la circulación, sobretodo la linfática. Desintoxica los tejidos, reduce la inflamación y el dolor. Al drenar la linfa estancada se produce linfa nueva que tiene efecto regenerador. La persona enferma empieza a sentir alivio desde la primera terapia. Es muy agradable en todo el cuerpo, sobretodo en las cervicales, piernas y pies. Relaja de una manera placentera y profunda. Mejora el sueño, alivia la depresión y devuelve la alegría, etc. Estimula la eliminación de líquidos y la función intestinal.

5) El ejercicio físico es imprescindible. Quienes pueden caminar deben hacerlo cada día de acuerdo a su condición. El ejercicio no puede ser una opción. Es una necesidad vital. Los enfermos que no pueden ni siquiera caminar reciben gran ayuda mediante el ejercicio pasivo con el drenaje linfático manual. En estos casos el masaje lo considero claramente contraindicado, porque estos pacientes no soportan presiones enérgicas. Sin embargo son muy buenos los ejercicios isométricos (tensar y relajar los diferentes músculos sin mover los miembros). Las respiraciones diafragmáticas son otra buena ayuda.

6) Fortalecer el Sistema Nervioso con productos naturales y cubrir las carencias de vitaminas y minerales. Un sistema nervioso desintoxicado, bien oxigenado y alimentado es capaz de enfrentarse a la lucha diaria, superando el desánimo, la depresión y traumas psíquicos. Después de la primera semana ya la persona empieza a sentirse interiormente más fuerte. La disminución del dolor, la recuperación del sueño reparador, el retorno de la alegría y energía, hacen ver que se puede salir de ese túnel oscuro de la desesperación.

7) La alimentación debe componerse de fruta de una sola especie por la mañana, evitando la ácida, con pan integral o copos hervidos. Al mediodía, primero siempre una ensalada variada, sin vinagre. Patatas hervidas, o una menestra. Se puede combinar con alguna proteína como tofu, gluten o huevo biológico. La cena debe ser lo más ligera, como una sopa juliana, unas judías tiernas, una ensalada, un buen gazpacho sin vinagre, o algunas frutas. Evitar proteínas animales, grasas animales y fritos, alcohol, café, bebidas dulces y gasificadas, etc.

Con satisfacción he podido ver como todos los enfermos de fibromiálgia que he tratado y que han colaborado, han mejorado notablemente. Han quedado libres o casi sin dolor, han reducido los antidepresivos, los calmantes, etc

Las plantas medicinales que adopto suelen ser depurativas, diuréticas, hepáticas, venotónicas, detergentes y laxantes, adecuándolas a cada caso. Hojas de nogal, cola de caballo, ortiga, parietaria, abedul, agrimonia, zarzaparrilla, palo guayaco, hojas de sen, ruibarbo, frángula, cilantro, fumaria, diente de leon, hojas de alcachofera, boldo, castaño de indias, hojas de vid roja, hamamelis, gingko biloba, té de roca, potentilla,  árnica, etc. Más sencillo resulta escoger algún jarabe, extracto, cápsulas o comprimidos a base de varias plantas con el mismo efecto.

Otros complementos son complejo de vit. B, litio, tirosina, triptófano, harpago, etc. También es posible optar por otras curas de desintoxicación, como la cura de savia de arce, crudismo, monodietas, curas de la Dra. Clark, la cura de ayuno, preferible bajo supervisión de un profesional experimentado.
Con una buena colaboración del paciente, dos sesiones, mínimo, de drenaje linfático por semana, tres tomas diarias de plantas medicinales y la eliminación de todo lo contraindicado más arriba, en menos de un mes la persona suele mejorar entre un 50 y 80% de sus dolores y síntomas. En tres meses aprox. suele lograrse una mejoría muy satisfactoria o completa. No olvidar que es un cuadro crónico, y tiene altibajos, con crisis curativas, y es preciso no “tirar la toalla”.

Vittorio Di Franca - Naturópata

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Volver al índice